19 de noviembre de 2021

[como ya no vende…]

como ya, bisutería. Acercamientos

como ya no vende

se aprovecha lo que luce

para la alta peletería

 

vístete de ser civilizado

asume las demandas de la realidad

olvida la belleza

 

camina erguido

aunque la espina esté torcida

como una carretera de montaña

 

que ya no sube

que solo asiente

que asume su papel

de complemento directo de bisutería

para el uniforme impecable 

del coleccionista de agallas

9 de noviembre de 2021

Mudanza

Mudanza, Acercamientos.

que tiene el corazón

cuatro cuartos amueblados

sin cocina ni retrete

todo espacio paredes claras

perfecta orientación sur con vistas horizontes

para entrar a vivir próximo al río

buenos accesos difícil salida

atascos los inevitables

la hora punta tan aguda

y afilada cada vez más afilada

cuchilla sutil con sabor umami

que no llegamos

y la casa se desangra late menos

cede la lumbre

al primer corazón artificial

capaz de mantener muertos

entretenidos

a todos los cuerpos de nuestro barrio


Imagen extraída de Piqsels

23 de agosto de 2021

[Esos días en los que todos...]

Italo Calvino, Esos días. Acercamientos

Esos días en los que todos

lucen sus corazas de dientes

sus armaduras de hueso

sin carne sin corazón delator


Esos días de toda la servidumbre

a la vista

Esos quebradizos días

llenos de gente rota con espadas


es complicado reconocer

quién y qué,

en medio del infierno, no es infierno,

y hacerlo durar, y darle espacio.



Esos días pasan

a menudo te encuentras

de rodillas y con la súplica

en medio del campo de ababoles asoma


un obús por estallar y Dos maneras hay
 
de no sufrirlo. La primera es fácil
y tatuada

en el niño sé valiente consigue destaca

copia solo lo que te puede hacer merecedor


de victoria machaca enemigos cara al público

y pastillas en la intimidad de tu agujero látigo

La primera es fácil para muchos: aceptar
 
el infierno y volverse parte de él


hasta el punto de no verlo más

Esos días la segunda es peligrosa

y exige atención y aprendizaje


mucho espacio mucho grito un hacer


valioso en la renuncia

Esos días fin de todo cada tanto

es mejor la retirada y el recuerdo:

debajo dentro detrás en todas las partes


desatendidas el que no tiene alarga

la mano y te ofrece el alivio

y de repente Ese día reconoces quién y qué

en medio de la infamia sabe


armar con las piezas desperdigadas de lo real

un jaleo de tallo

un tumulto que rompe la impostura

13 de julio de 2021

Sueltos

47.

 

Bodegón, Hamen y León. Museo del Prado. Acercamientos

del hinchar del provocar del armar

el globo

el alud

ruido

 

y al final todos muertos pero quién

tiró

del hilo de la manta de contactos

 

quién esté libre

que abra la boca

las piedras necesitan un lugar

para acabar su ciclo

cerrar su profecía

 

terminar siendo palabras pesadas

capaces de romper balanzas equilibrios

como moscas que niegan el terrón

de azúcar y regresan a su herencia

 

de estiércol

hay un hermoso cadáver lleno de semillas

atento a la jaula del pecho exhausto

porque allí nacerá

 

tiembla sin viento la lengua en la cueva

palabras fósiles para nombrar

el silencio de estar vivo


Imagen: Bodegón con dulces y recipientes de cristal. Juan van der Hamen. Museo del Prado.

12 de julio de 2021

Sueltos

46.


Porche terraza zaguán

piedra tersa pies que no sabían

la ciudad miente cada vez peor

todo puede ser

un poema recuperar un espejismo plantarlo

el jolgorio del brote después de la muerte

alborecer clarear para que el sol eclosione

un hilo de agua desconoce que hallará lo turbio

 

Asomado al saludo desde esta distancia

puedo tocar atender la brisa vuelve

a tener sabor y matiz siento otras heridas

en otros cuerpos expropiados estoy cerca

del primer paso y veo brotar

un manantial de sangre

                                  sus orillas

nos limpiarán la sed

llegaremos a ellas sin recuerdos

allí porche terraza zaguán cáscara

lugares que saben imitar sombras

la forma del árbol abraza la siesta

 

   sus orillas

nos dejarán caer

nos animarán a entrar

nos recordarán el vuelo

nunca más tendremos que levantarnos

en contra de nuestro cauce