22 de enero de 2008

Desesperada cuenta

tengo cuatro minutos
para desenredar tu pelo
en un resumen de casquería anatómica
un juego
desconstruido
esparcido
amontonado
la manos limpias de cráteres
la boca cerrada
las pirámides sin la sabiduría de las momias

apenas cuatro minutos
para contonearme y caer mito
para limar las espinas de mis tobillos
acotar el contorno de mis ansias
y morir sin epitafio ni estertores

cuatro minutos
para desnudarme de la tragedia obesa
cuatro minutos
que saciarán este hambre encorvada

No hay comentarios: