1 de febrero de 2008

Se agolpan

se agolpan los colores contra los cristales
suenan disparos
suenan camiones que orinan piedras y polvo
suenan rodillas ancianas bajo faldas plisadas

se agolpan manos frías alrededor de la taza
suenan escamas de buzos ahogados
suenan pozos ávidos de monedas
suenan aplausos de corazón en la palma de adoquines

piel franela desollada
despierto desnudo de realidad

1 comentario:

NaT dijo...

La bala rompió el cristal,
inundando la estancia de luz.
Suenan tacones en la escalera,
llantos y el perro que no pasa del segundo.
Aúlla y desconcentro la mirada
de ese agujero perfecto,
de cristales que relucen,
y veo a través del hueco rojo
que ahora es mi pecho,
como la calle
se refleja en el espejo


besos!!!1