31 de mayo de 2008

Buganvillas

Es cuestión de espacio:
mi balcón no es un huerto.

Es cuestión de tiempo,
de llamas encendidas en los dedos.

Es cansancio del que espera,
es espera el lenguaje de los muertos.

Un deseo se desborda:
me brotan buganvillas en el pecho.

No hay comentarios: