14 de enero de 2009

Insectos (II)

la ambición del escarabajo
convirtió la bola de estiércol
en un mundo ingobernable

4 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

alaaa, qué buenooo, este me gusta más todavía. Te felicito, qué ingenioso!

por cierto, estos poemillas sobre insectos, tan cortitos me recuerdan a uno de Machado, ¿verdad?, a ver que lo busque en google... decía...

Canta, canta, canta
junto a su tomate
el grillo en su jaula

¡esto es un haiku japonés de toda la vida! o_O

Argax dijo...

Los haikus de Machado

los insectos humanizados

yo intentando superar ese ingenio del que hablas y dotarlo de belleza

"... y dice la monotonía..."

Huyo de ella a través de estos poemas pequeñitos pero llenos de juego y de diversión. Espero que de significado también.

Gracias tío.

Anónimo dijo...

llenos de significado, sin dudas.

un abrazo Víctor. (volví)

maliae

Víctor L. Briones Antón dijo...

Un abrazo amiga, un abrazo muy grande, no sabes lo que me alegra verte por aquí, haberte dejado un poquito la miel en los labios para hacerte volver.

A partir de ahora conversaremos largo y tendido.