21 de abril de 2009

Insectos (VIII)

El canto de cuerdas
entorna, párpados de verano,
los plátanos de la avenida.

Caminar de fiera
exhausta. Derrite los pasos
la chicharra con su risa

y adormece la vuelta
del discurrir despacio,
del retornar a la vida.