20 de abril de 2009

Presente

El presente está hambriento.
Encuentro dentelladas en mis recuerdos,
quemaduras en las sonrisas viejas,
olor a cuerpo rendido
y unos labios de metal con voz desmantelada..

El presente no necesita
del niño que solía ser
y me vincula a una inercia
que aborta todos los deseos acurrucados.

Mi presente inaccesible,
cerrado y rígido,
alumno privilegiado del miedo.