14 de mayo de 2009

Insectos (X)

Alimentaba piojos con ideas
hasta que quiso vivir entre hombres
y prescindir de sus liendres.

3 comentarios:

elmudo dijo...

hostias, V : muchas vueltas a tus circunvoluciones.

Pero brillante como siempre.

Te quiero, homozigótico mío.

Café con Agua dijo...

Las ideas son el alimento del alma...
Estos encuentros, unen y nos sacian.

Un placer leerte y dibujar caminos. Bss!

Víctor L. Briones Antón dijo...

Yo también te adoro mitocondria que de mis espacios intracelulares que me aportas la energía empática para no desfallecer.
Supongo que a veces soy un poco retorcido.

Café, el placer siempre es mio, a ver si nos topamos en cualquier encrucijada un día de estos.