26 de julio de 2009

Insectos XIII

Racimos de saltamontes diminutos me hipnotizan
cada mañana cuando salgo a regar los rosales.
Se agarran con fuerza a las espinas e ignoran
la maldad de mi índice curioso que los acaricia.

No sabía que los saltamontes nacen en verano.

Copias diminutas de sus padres pronto crecerán
hasta ser tan grandes como mis dedos
y abandonarán las espinas sin acordarse
de mis maternales cuidados de jardinero necio.

No sabía que los saltamontes nacen en verano.

Los veré huyendo del gato gordo y negro
que les persigue por el jardín y los trae a la cama
con las patas amputadas, ofrenda al jefe
que criaba sin saberlo juguetes para su subordinado.

En mi jardín, los saltamontes, sólo viven un verano.

6 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

me gusta, tiene un toque como de cancioncita infantil, realmente es un bocadito delicioso este insectos XIII.

Argax dijo...

Verdad que sí, es cierto lo del aire infantil, si tu vieras los saltamontitos chiquititos, es curioso como un bicho tan feo despierta unos sentimientos tan acusados.

A mi cada día me gustan más estos insectos míos, aunque algún día tendré que parar, de momento no...

elmudo dijo...

¡Eh! que a mí me gustaron primero.
Me ha dado la risa porque de pronto he imaginado algo como los chistes del inglés, el francés y el español.

Joss los llamaría ARTRÓPODOS (culto y sonoro)
Argax los llama INSECTOS (precioso nombre)
Elmudo los llamaría BICHOS (expeditivo)

No que no.

Argax dijo...

Joss, sería el inglés. Mua sería el francés y por supuesto usted señor mudo sería el español con una pata de jamón mordida por el resto de muchachada decimonónica al hombro, imagino incluso que la portuguesa se dejaría los dientes postizos clavados en el hueso porcino.

Abrazos.

Yo soy Joss dijo...

capullos--- ¬¬

por qué tengo que ser el inglés?

Víctor L. Briones Antón dijo...

Porque eres al que mejor le queda el monóculo, no te jode. Pues porque eres un dandi incomprendido y porque quedarías muy bien con bombín, además creo que cuando tomamos café el otro día te vi levantando el vaso del nestea (tea, algo hay más inglés, no niegues lo evidente bellaco) con el meñique estirado.

¿Te hacen falta más razones?