28 de julio de 2009

Insectos XIV

Tras el banquete,
la viuda negra
eructó un te quiero.

9 comentarios:

elmudo dijo...

:D:D:D

Como hacen todas.

Yo soy Joss dijo...

Buenísimo, qué ingenio! :D Me encanta!

Esto tan cortito y efectivo tiene mucho mérito.

Argax dijo...

Sí Fermín, y es que lo te quiero auténticos suelen llegar tarde.

Me gusta que te guste josete.

Yo soy Joss dijo...

mudo y argax, yo no sé que experiencias tendréis con viudas negras, pero me parece a mí que seguro que no mucha....

Argax dijo...

Tu que sabrás animalito del campo... Bueno, no mucha la verdad, me consuelo con los amantes que me royeron un poquito sin llegar a devorarme, esos que nunca me dijeron te quiero.

Y eres un petardo y un resabiado.

elmudo dijo...

Pues yo me topé con una viuda negra hace unos 15 años, y estuvo a punto de matarme, lo juro.
Lo más curioso es que este mes de julio he vuelto a toparme con una, y además yo creo que era la misma.
Esta vez me he escapado a tiempo.

Verdaderas hijas de la gran puta.

Argax dijo...

Cuenta, cuenta. Si no es mucho cotillear claro...

Yo soy Joss dijo...

ahora comprendo lo de "el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma hija de puta"

Argax dijo...

Y yo con estos pelos siguiendo hilos extraños y pegajosos.
Si en el fondo soy más inocente que bambi.

Anda, comentad los nuevos aunque sea para decir que son regulares