21 de septiembre de 2009

Hay que saber elegir a los conocidos


El gato se ovilla porque puede ovillarse

y la muerte se presenta porque tu lo hiciste antes.

8 comentarios:

elmudo dijo...

Éste no me dice nada, Virtucondrio.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Pues te aseguro que le he dado un par de vueltas. Tendré que darle más. Como chascarrillo que es no tiene muchas pretensiones, quizás el hecho de ser sustitutorio de otros que tengo que revisar influya. Las ansias de avanzar nunca son buenas consejeras.

Que me gusta que seas sincero, cuando a la gente no le gusta algo (o no le dice nada), tiende a callarse.

Besos.

theodore dijo...

Pues tiene su punto este "chascarrillo del ovillo"...

de Avalon dijo...

y el gato no sabe que es gato, pero yo sé que la muerte y tú vais de la mano... no sé si me acerco, que ya sé que no es una adivinanza, pero me dice eso tu poema.

un abrazo.

de Avalon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
de Avalon dijo...

quiero decir que el gato se ovilla porque puede hacerlo i sabe y lo desea, igual que... aunque dicen las malas lenguas que no lo sabe. :)

Yo soy Joss dijo...

esto viene a decir que uno muere porque puede... qué lujazo!

Víctor L. Briones Antón dijo...

Theodore, su puntillo si que tiene, este tipo de expresiones breves, que pretenden ser ingeniosas y que encierran más de moral que de poesía, siempre me han llamado mucho la atención, me gusta la gente que habla un poco así, aunque al final acaban no diciendo nada, pero me parece una forma interesante de, no sé como llamarlo, lenguaje pedagógico, por ejemplo.

Algo así Avalón, el gato y la muerte, sólo obedecen a su naturaleza. Es el hombre el que mira al gato enroscado en su cesto y el que hace presente a la parca pensando en ella, presentándose a ella, ofreciéndose.

Joss, uno muere porque empieza a pensar en la muerte como final posible, desde el momento en que morir ocupa más de unos minutos al día en tu cabeza (esa es la presentación de la muerte), estás muerto. Lo bueno de esa muerte intelectual es que es reversible y los métodos para "revivir" son muchos para elegir: borracheras, sexo, viajes del inserso, una buena comida, libros, trabajos manuales, pastillas para dormir (las juanolas no sirven), muchos métodos que nos permiten seguir viviendo.

Salud a todos y larga vida.