21 de septiembre de 2009

Hay que saber elegir a los conocidos


El gato se ovilla porque puede ovillarse

y la muerte se presenta porque tu lo hiciste antes.