1 de noviembre de 2009

CIRCO



Existe con el vientre inflado y las manos decrépitas.
Piquetas romas mordiendo el solar yermo.
Angel Cristo en su calvario
devora leones rebozaditos con hiel.
Payasos conectados a goteros de alcohol
con narices rojas bajo las narices rojas.
Acróbatas mancos deslucen
su osadía a ras de suelo.
Magos con chisteras abandoneadas
de las que sacan el conejo ya guisado.

Y el público con apariencia satisfecha,
aplausos y risas polvorientas, saborea la función
pensando ya en la ropa que vestirá
cada lunes de la semana a punto de desencadenarse.

5 comentarios:

Café con Agua dijo...

Un circo peculiar el que describes... como si de "Freaks" se tratara, todas las cosas horribles se entremezclan para dar forma a las deformidades...

Me gustó tu entrada, Un abrazo compañero

Yo soy Joss dijo...

de pesadilla

Víctor L. Briones Antón dijo...

Pues sí café. Lo que no sé yo es quién es el monstruo el que debe actuar o el que observa.

Joss, tan malo no es :) Como podrás comprobar los circos son otra de mis obsesiones que unir, a las gaviotas, las plantas, los niños y algunas otraas más.

Besos.

elmudo dijo...

Hostia; no es que me guste, pero es muy fuerte (eso sí me gusta)

Argax dijo...

Bueno mudín. No siempre llueve a gusto de todos. Al menos algo positivo si que sacaste.

Un abrazo.