29 de diciembre de 2009

Después de leer a Juan Gelman

EL ESPEJISMO DEL SABER

De niño te dejaron cojo
jornadas infinitas
frente al hogar oscuro
viendo arder el silencio.

De muerto te enterraron
con muletas
quebradas y un hatajo
de palabras impronunciables.

En medio, casi vida,
la lucha, el hueco
de la ignorancia
abierto en tus acciones.

2 comentarios:

elmudo dijo...

V., no sé qué has comío estas navidades, pero vete a comprar más.

(¿puedo copiarlo en mi blog y decir que es mío?)

Sólo se escribe bien de una manera: emocionao hasta el tuétano. Óle tus cojones, Briones.

Argax dijo...

Agradecido. Sabes que mis versos son tuyos.

Sólo se escribe bien de una manera: siendo fiel a lo que se siente, no intentar vestir de domingo lo que desnudo está mejor.