28 de enero de 2010

expurgo todos los alrededores
quedo con la voz
el bosque no existe
rescoldos discretos sin humo
la historia bajo la tierra arrasada
brota fluye empapa
ahoga libera
la impaciencia del verso

9 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

joder qué bueno!!

te iba a decir: Víctor, que me ahogo si no pones comas...

y luego me rematas con ese verso:

la impaciencia de verso

monstruo!!

Argax dijo...

Sabes, el efecto del que hablas era un efecto buscado, pero que quise concentrar en el último verso, no tenía mucha certeza de cómo iba a funcionar.
La intención del poema era reivindicar la posibilidad de contar la realidad a través de la poesía. Para mi el lenguaje poético no es un complemento o una forma de abordar lo irreal que nace de lo que podemos ver. Es un lenguaje válido, el más válido, para abordar lo que nos rodea. Sobre todo por su carácter descontextualizado (el bosque, en el poema quemo el bosque) que nos permite acercarnos a lo que se cuenta limpios, inocentes por decirlo torpemente.

Un abrazo y me alegro que te haya gustado.

de Avalon dijo...

respirar, cómo respirar contando, un latido, un instante que no termina...

me gusta mucho y más lo que explicas después.


nati

Argax dijo...

Pues encantado de que te guste Nati. Y cuando quieras pues comentamos más, porque destripar un poco lo que hay detrás de lo escrito tiene su aquel.

Abrazos

La Protegida dijo...

k sta mu bn (no kreo k sepas kien soy) vente a mi blog si eso k io tmb escribo xdxd http://laxicaprotegida.blogspot.com
y weno k esta mu bn aunk ai algunas cosas k no riman pero aun asi sigue asii

clara

elmudo dijo...

Pues a mí no me gusta, la verdad; no me da pellizco.
Ya veremos con el tiempo ¿no?

Argax dijo...

Mudín, lo dejaremos asentar como tu dices.
Y si tiene que quedar en el olvido, que quede. Lo importante es el tema del que pretendía hablar, el impulso de escribir...

Yo soy Joss dijo...

qué idioma es el de la protegida?

Argax dijo...

El idioma de la juventú querido. Estuve tentado de borrar el comentario porque hiere mi sensibilidad, pero resistí mi impulso. Supongo que con la edad me estaré volviendo tolerante.

A mi me parece adorable eso de que hay cosas que no riman pero está muy bien.

Joder, que es bueno que se pase por aquí, aunque sólo sea para reclamar visitas para su blog.