22 de abril de 2010

Si sueño con hacer
amanezco hundido hasta las rodillas
en el fango impecable de lo cotidiano.

Así que hago para no soñar,
hago para no tener que dormir,
hago para espantar lo que no hice.

Si sueño, me clavo
frente a la extrañeza
de no estar vivo.

6 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

Pero cuando me lo cuentas
resucitas

Arezbra dijo...

Por lo menos amaneces, querido amigo...vivo o muerto pero amanecer es importante.
Besos

Argax dijo...

Joss, si te lo cuento el sueño vuelve a ser viable, por eso préstame tus oídos.

Arezbra, supongo que si, hay que seguir adelante. Es sencillo centrarse en lo que no se tiene y dejarse llevar. Pero a pesar de los pesares, avanzamos, seguimos con ganas de buscar.

Un abrazo pa cada uno.

elmudo dijo...

Yo veo que estás cambiando mucho. A mí me parece bien, pero ya veremos...

elmudo dijo...

Pero vamos, que estás ganando profundidad.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Mudo, no creo que sea un cambio definitivo sino un giro, al fin y al cabo aun no tengo voz propia, yo no la siento y por supuesto no la escucho.

Veremos...