8 de junio de 2010

Adolescencia.

Siempre quiero volver a la adolescencia. Imposible. Entonces observo, para sustituir el deseo, a los que andan zarandeados por las calles, a los que llevan la erección en la mirada, la confusión pintada en los gestos, la tinta de la distorsión penetrando en el cerebro: el engaño del querer es poder.

Observo como rechazan la vida por impura, por fea, condenados a aferrarse a los latigazos de belleza que logran hurtar entre los resquicios del camino pautado. Todo lo demás es consumido por la mandíbula de la inercia, por el personaje escrito y oculto, como una maldición, en el corazón de miga del pan bajo el brazo.

Siempre quiero volver atrás. Imposible. Ya estoy predigerido, la carne reblandecida, lista para ser consumida, predispuesta a consumirse.

4 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

pos no cometas el mismo error, cuando tengas 50 pensarás, ojalá hubiera disfrutado más de mi edad cuando rondaba los 30

Argax dijo...

Supongo que así es. Pero yo no digo que no disfrute de mi edad, digo que quiero volver a la adolescencia.

elmudo dijo...

Has cambiado algo la expresión, y estás que te sales. No me atrevo a decirte más que que lo vayas soltando.
Salud al nuevo Virto.

Argax dijo...

Soltar lastre Fermín, es lo que llevo haciendo desde que me volví inteligente a causa de un macetazo (eran geranios) en plena coronilla. La conciencia de realidad me vino de repente y desde entonces ando buscando formas para expresar lo que mis ojos ven.

BEso