19 de junio de 2010

Tiraste

tiraste
conversaciones sobre nada
del hilo
miradas prudentes
se abrieron las costuras
sobrevino el silencio
envoltorio de la sorpresa
y dejamos de ser predecibles
segundos antes de mezclarnos

6 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

jejeje a quién te has tirado por tal de hacer que se callara?

de Avalon dijo...

se me ha ocurrido leerlo así... :)

TIRASTE

conversaciones sobre nada
miradas prudentes
sobrevino el silencio

y tiraste del hilo,
se abrieron las costuras
envoltorio de la sorpresa
y dejamos de ser predecibles
segundos antes de mezclarnos

(Es sólo un juego... me encanta esa brevedad y no he poddido dejar de sonreir por la pregunta de Yo soy Joss...)

(i si un día te animas, ya sabes, la Espiral te espera. Intentaremos hacer una nueva entrega en noviembre)

un abrazo, Victor

elmudo dijo...

Bien, bien.

Argax dijo...

Querido Joss, yo me tiro en mi imaginación a todo el que pasa a mi vera por la acera y está medianamente decente, eso lo sabes (entre otras cosas porque haces lo mismo y no siempre en la imaginación).
Por otra parte eres perverso, enrevesado, jodio hasta la médula, por eso te quiero tanto.

de Avalón, nada mujer, si es lo bueno de esto que cada uno se lo hace a medida.
Y oye, estaré encantado de colaborar si lo consideráis oportuno, tu solo dime que necesitas y yo intento pasarte algo que sea válido (que ilusión lo que me comentas de la Espiral, gracias).

Mudo, lacónico mío. Gracias.

theodore dijo...

Las costuras siempre deben abrirse con suavidad. Mejor que fluya el contenido y no que desborde y en vez de mezcla resulte barrizal.

Argax dijo...

Eso es lo ideal Theo, pero en la mayoría de ocasiones no vamos de forma del todo consciente al lecho.