13 de julio de 2010

Tríptico atragantado

DISPEPSIA

Una habitación conocida,
rutinas sin bicarbonato,
repite el ajo de los días
servidos en el mismo plato.

---

Hay un hombre sin apetito comiendo de mi mano las sobras de otros hombres sobrealimentados.

---

Por la boca come,
por la boca calla,
grita, suspira, habla,
roe, maldice y dispone
caretas, tretas y vapores
para ocultar sus palabras.