13 de julio de 2010

Tríptico atragantado

DISPEPSIA

Una habitación conocida,
rutinas sin bicarbonato,
repite el ajo de los días
servidos en el mismo plato.

---

Hay un hombre sin apetito comiendo de mi mano las sobras de otros hombres sobrealimentados.

---

Por la boca come,
por la boca calla,
grita, suspira, habla,
roe, maldice y dispone
caretas, tretas y vapores
para ocultar sus palabras.

4 comentarios:

Boris dijo...

buenas letras...
dicen que por la boca entra y sale la muerte...
Felicidades

Argax dijo...

Gracias Boris. No somos conscientes de hasta que punto por la boca entran y salen, aparte de la muerte, muchas de las cosas que nos definen.

Un abrazo.

elmudo dijo...

A mí me gusta mucho la 3ª parte.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Pues muchas gracias murciano.