24 de noviembre de 2010

Distancia

nuestra distancia comenzó
cuando gritaste palabras construidas para ser susurros

distancia
predecible y coja
acercándose mientras me tapo con el calendario

comenzó
como una grabación reproducida de noche bajo mi almohada

continuó
alimentándose de la ceguera de mis dedos seniles

terminó
contigo llamando para advertirme de tus ganas de morir.

distancia
dulce con pata de palo
parada frente a tu alegría apenas disimulada