6 de diciembre de 2010

Influenciable

Influenciable como estoy
me traspasa la postura oficial de las cosas
dejando grises las intenciones.
En silencio mi voz suena como la tuya:
un hato formato emepecinco.

Influenciable como estoy
olvido la savia del pino en mis dedos
infantiles, el corazón delator
en la prosa de tiralíneas,
no veo este desfilar la vida
sin conocer mi turno ni ver la hilera
de otros como yo, corazón de arcilla
sin horno que solidifique un criterio.

5 comentarios:

theodore dijo...

Siempre conviene que la arcilla sea un poco maleable, Kubrick nos libre de los criterios solidificados, inamovibles, inflexibles, inaguantables, intravenosos.

Pero los besos sí pueden ser intravenosos :-)

Víctor L. Briones Antón dijo...

Hablo del criterio propio, de recuperar las ganas de un esfuerzo contra la oficialidad.
Y sí, ese criterio personal ha de ser maleable como tu dices.

Los besos intravenosos dan mucho gustito.

elmudo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
elmudo dijo...

Pues yo pondría 'infulíble' ¿sabes? Purismos de castellano viejo aparte, porque me parece una palabra menos lenta y mejorsonante, con el acento más rotundo. Pero vamos, te lo digo como sugerencia técnica nada más, tú lo verás como lo ves, como es natural.

Me parecen versos algo oscuros que no llegan inmediatamente; pero tienen chicha, que para mí es lo esencial. Quizá buscar sólo un criterio sea algo corto, quién sabe. En eso estoy de acuerdo con Theodore (hola).
:)

Víctor L. Briones Antón dijo...

Aclaro lo del criterio. Opino que los criterios estáticos, como decís, no sirven más que para limitar el campo de visión.
Pero, cuándo están bonitas las cerámicas? Cuando están cocidas y decoradas, cuando están terminadas. Después si no te ha gustado como queda o las flores se te pudren en el jarrón que has construido, pues lo rompes y haces otro.
Pues con el criterio es lo mismo, no es tanto que sea unitario y resistente al cambio, hablo de criterios no acabados, lo que viene a ser un veleta.

Bersos.