29 de marzo de 2011

Diminutillos

2.

Las adicciones van muy bien para la memoria. Jamás olvido el café por la mañana, el cigarro después del café y el cilicio después del cigarro.

6 comentarios:

Alforte dijo...

mmm por lo que leo te va la kaña, eh? jajaja
Saludos

Yo soy Joss dijo...

que le gusta a usted un martirio y un escapulario, joven.

de Avalon dijo...

No hay que olvidar nada, que se empieza olvidando el cilicio en la mesilla y no veas ande puedes llegar de abandonao :P

elmudo dijo...

No hagáis ni caso: es una pose del V, que es muy atascao pa sus cosas.

de Avalon dijo...

atascao? genial... ;) V., di algo, anda, que vas a acabar mu mal si esto es cierto.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Alforte, no sé por qué lo dices! ;) Un abrazo.

Joss, no es que me guste, es que a cada uno se le da bien lo que se le da y si el carpintero trabaja con madera yo trabajo con mis penas (no me creo ni yo lo que acabo de decir). Bueno dejémoslo en que es un tema recurrente en mi imaginario, que queda como muy literario y fino.

Avalón, el que olvida el cilicio acaba perdido en el fornicio, eso es así desde el principio de los tiempos.

Mudo, primero me defines como barroco (adjetivo este que he de decir me va como anillo al dedo) y ahora me llamas atascao, al menos podrías reconocer que a pesar de que se nota que es una pose, no poso del todo mal ;)

Ea, Avalón ya le he contestado al Gurú.

Y ahora a colgar otro diminutillo...