5 de mayo de 2011

Diminutillos

6.

Un hombre es capaz de aguantar el disgusto mucho más tiempo que la respiración. Cuando llega al límite de ese disgusto se da cuenta de que lo más lógico es batir el record de inmersión en realidad a pulmón y tanto se empeña en esta empresa que acaba muriendo.