30 de enero de 2012

Diminutillos

11.

destruida la ciencia del afecto
aprendimos a querernos.

10 comentarios:

Alforte dijo...

Las cosas del querer es como montar en bici, la teoría es inútil, hay que coger y montarla.
Bsote

elmudo dijo...

Bravo!

Víctor L. Briones Antón dijo...

Alforte, claro que la teoría es inútil, pero no sólo en los amoríos. El primer momento de cualquier acción puede tener detrás montañas de teoría pero hay que hacer y eso es una especie de deporte de riesgo, adrenalina a tope.

Mud, murillo?

Gracias a los dos.

elmudo dijo...

No: Fajardo el.

Pavo.

Argax dijo...

Telita la referencia que me dejas. Mira lo primero que sale en glugle...
Yo quiero que a mi muerte glosen mi vida con este entusiasmo.

http://www.editorialfajardoelbravo.es/

elmudo dijo...

Yo lo único que sabía del héroe ese es que hay una calle en mi pueblo que se llama así. :)

Víctor L. Briones Antón dijo...

Es que en Murcia sois mucho de no conocer a vuestros heroes patrios, no como aquí que todos sabemos quién es la Cayetana de Alba... juas

elmudo dijo...

Por ejemplo, resulta que el que los sufíes consideran el más grande místico del islamismo de todos los tiempos nació y se crió en la Edad Media en una pedanía de Murcia que hoy se llama Puente Tocinos.
Ahora, si tu le preguntas a cualquier murciano cuál es su paisano más importante, lo mismo va y te dice que Ortega Cano. Vaya usted a saber.

Argax dijo...

Pero así somos en todos lados. Aquí lo importante es saber pisar el pasado, más aun que aprender a vivir bien el presente...

Argax dijo...

Menos cuando los de fuera (ozea los guiris) necesitan urgentemente gastarse el dinero en turismo cultureta, entonces el pasado mola un montón.