16 de febrero de 2012

Diminutillos

13. 

Ahora que no quiero tenerte cerca,
ahora que no quiero tenerte,
ahora, te necesito. 

5 comentarios:

Duc de Charlus dijo...

Eso nunca me pasó. Debe ser una tortura mental espantosa...y autoinfligida, peorrrrr!!!
Pero sabe menos terrible si en lugar de "necesitar" ponemos "desear" o "querer"...que en realidad es lo que en verdad nos pasa: nadie "necesita" del otro, sino que "desea" al otro.
Besos reflexivos.

Argax dijo...

Si ponemos desear los versillos pierden fuerza. El deseo se puede controlar, al menos hasta cierto punto, la necesidad, una vez instaurada es tirana.
Pero vamos, que tu ponlo a tu gusto ;)

yosoyjoss dijo...

esto es una coplilla flamenca no?

es que si pones desear los versos van de otra cosa que no tiene nada que ver no, pero el de todas formas el deseo también es una necesidad, necesidad de carne a mi parecer.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Jos, po sérá!

Y si lo dejamos en que el deseo es un componente de la necesidad que tiene más que ver, en los temas que estamos hablando, con la "magnífica" capacidad que tenemos los seres humanos de racionalizar hasta una morcilla vestida de folclorica...

maliae dijo...

dios santo....