24 de septiembre de 2012

diminutillos

19. 

El quicio da acceso
a una sobremesa leonina.
El fresco trecho
de lo común al exceso
recorrido con paso pacato
sedimenta una calma
agitada y conocida.
Por los caminos sabidos
no transita ninguna ira.



3 comentarios:

SRO. Humor breve dijo...

ha sido un placer traspasar este quicio y recorrer este breve trecho poético
quiero decir que me encantan
estas digresiones
dicho así como quien no quiere la cosa
este aire tan natural
que no puede estar más saturado de
visiones y de ideas poéticas
debe de ser cosa del barroco sevillano

Argax dijo...

Será, uno es da la mare que lo parió, incluso cuando se intenta alejar de ella.

elmudo dijo...

Oye, estoy muy de acuerdo con la descripción que hace SRO de tu forma de escribir. Has encontrado un lector experto, V. Atrápalo.
(perdón, quise decir 'superdeacuerdo'; perdón)