27 de septiembre de 2012

diminutillos

20.

la alegría obesa
obviada en un cajón
los momentos pequeños 
inencontrables
la ira nos consume
nos mantiene atentos
nos mengua
y nos sobrevive

5 comentarios:

Alforte dijo...

Son días de ira y de gran indignación. Bsote

Argax dijo...

Alforte, quizás en estos días haya aflorado este poema, pero es un mecanismo que suele funcionar incluso en época de vacas gordas.

Sro. Humor Breve dijo...

pero antes de que nuestro cuerpecillo se tambalee
esa gorda alegría tiene que salir del cajón!

Doloralfa dijo...

Se huele en el ambiente,se ve en las miradas y rostros de los viandantes,esta cerca,muy cerca...se fragua una revolución,una real,hasta ahora es mediática,se esta formando en la mente colmena de este mundo,y estaremos en ella Víctor...

Víctor L. Briones Antón dijo...

Sro, taparemos la ira, le daremos salida, no nos olvidaremos de la gorda felicidad apoltronada.

Doloralfa, estaremos, ahí debemos moralmente participar, dejarnos llevar. Un abrazo.