18 de diciembre de 2012

Aprendemos parcialidad

Aprendemos parcialidad,
a buscar la maldad en otros,
el bienestar propio
y el arte idiota de la ignorancia.

Detén un momento la cuesta abajo
y mira
como ese camina torcido,
como tú y yo somos
el mismo polvo machacado,
como nos ignoramos de frente.

Nos enseñan distancia
y asco de esa víscera umbilical
que nos hace casi idénticos.

4 comentarios:

Alforte dijo...

A veces la escuela parece ser una contradictoria fábrica que clasifica en niveles a su alumnado para manofacturar rivalidades. En otro ámbito solo hay que ver el poco compañerismo que existe entre los docentes.
Bsote

Víctor L. Briones Antón dijo...

Es un proceso Alforte que no para tras la escuela, se compite demasiado y mal.

Personalmente se me revuelven las tripas cuando escucho según que cosas, como un "seguro que se lo merece" sin saber las circunstancias o un "no me lo esperaba" aun sabiendo las circunstancias.

Es el mundo que hemos construido y en el que a poco que se mete mano y se profundiza se descubre las ganas que tiene la gente de acercarse unos a otros, pero claro...

elmudo dijo...

Para ser justos, a mi me parece que esas actitudes no las enseñan los maestros, sino los padres.

Víctor L. Briones Antón dijo...

No te dejes guiar por la imagen mud. En la escuela se sienta la base para muchas cosas, esta incluida. Por eso solemos recordar a esos profesores que fueron distintos y que nos hicieron pensar de verdad, nos enseñaron la vida de verdad y no la de cartón piedra.