17 de enero de 2013

diminutillos

24.

hay vida en Marte
y en mi pecho
y en la calle este invierno
vida sutil
como un silbato para perros

una veta de vida 
entre tanto tránsito 
una brillante veta
en Marte
en el pecho
en los oídos
y en las calles

sin gas gris tú 
apariencia de minero

5 comentarios:

elmudo dijo...

¡POR FIN HAY RITMO EN TU VIDA! Enhorabuena hombre, de verdad.

Amando García Nuño dijo...

Buscaré esa vida sutil en las tiendas de silbatos para perros.
Un abrazo.

Alforte dijo...

Voy a ser poco sutil y como me pille de noche voy a tener que comprarme un casco de minero para poder ver ese atisbo de vida sutil.
Bsote

Víctor L. Briones Antón dijo...

mud, pues muchas gracias hombre.

Amando, No creo que haya que buscar sólo mirar para otro lado y ahí está...

Alforte, no creo, que tu tienes buenos ojos para encontrar.

elmudo dijo...

De nada guapísima