8 de febrero de 2013

Tomen poemas ácidos

Tomen poemas ácidos
para hombres ulcerados.
Hay corazones plácidos
en pechos arrasados.

Muchos son ojos cándidos
en rostros cincelados.
Tienen el temor clásico:
valor clasificado.

Hay quien sufre de pasmo,
y luego los pasmados.