13 de marzo de 2013

Poema en red (social) de poca enjundia y mucho plagio.

Esto es un juego algo tonto. Sólo espero que unos pocos versos propios no hagan pasar este poema por original. Espero ser detenido, procesado, condenado y que me toque una celda con vistas. 

Cuando no me quejo
Y no me queda más remedio
Que dedicarme a vivir

Cuando callas.
Aburres.


Vivir con los animales, tan plácidos y autónomos.
Detenerme a mirarlos,
Su paciencia
Y sus lamentos inexistentes,
Su cara cuando les hablo del pecado. 

Tu mirada de gorrión, de túnel breve, de primer coche a los veintipocos
Y tus suspiros en la cuerda floja sin red. 

La monotonía del agua clara al caer.
Buscar en el parecido razonable de los días
Como hoy es distinto de ayer. 

Cuando las quejas son razonables,
Llevar razón en silencio,
Las calladas por respuesta,
Las preguntas trampa,
Y seguir a pesar del cepo
                        Para osos mordiéndome el tobillo.

                        Me gusta
                        Estar aquí, pero no del todo.

1 comentario:

Natalia Huertas dijo...

no ha estado mal el resultado!!!