30 de mayo de 2013

diminutillos

36.

Los versos no son tan firmes 
como una verdad
ni tan irresolubles como su mentira.

Ellos sólo construyen puentes
entre todo lo que late.
Y nos abandonan.