19 de octubre de 2013

Querer, amar, poder.

Al fondo,
aunque no alcance
la longitud del ansia,
te espera.

Puedes verlo, desearlo,
puedes intentar rozarlo.

Y te darás cuenta:
un paso no es movimiento,
querer no es amar,
sin poder también se puede,
sin querer se vive
y sin amor morirás.