6 de octubre de 2013

Sólo miro el cielo

Sólo miro el cielo cuando fumo
y suelto el humo hacia arriba
y descubro el cielo donde siempre,
sobre mi cabeza
jugando con la perspectiva del olvido.

Mi conciencia es ese humo,
una soga o una escala
hacia las alturas que no miro. 

6 comentarios:

elmudo dijo...

OK

Víctor L. Briones Antón dijo...

Makei

Natalia Huertas dijo...

pues esperemos que no se dispese tan rápido como el humo

Víctor L. Briones Antón dijo...

Natalia, una cosa buena que tienen las conciencias es que son indestructibles. Pueden estar más o menos taradas, pero suele ser complicado aniquilarlas.

maliae dijo...

el silencio del humo, y la consistencia de su vivir i...

Víctor L. Briones Antón dijo...

maliae, Ahora tengo que hacer que ese humo hable, algo así como un decálogo para despertar la conciencia dormida...