24 de noviembre de 2013

Buenos días



Para los que hoy madrugaron,
los que despertaron temprano
y los que despertaron
a secas,
a tientas y a tontas;
a locas,
a las horas, pocas, de su muerte
recuperando la misma mirada
mucho más fuerte.

Para ellos días buenos y buenas vidas.
Para los que duermen aun, palabras
al oído amables.
Porque hasta que no estemos despiertos
todos
en la noche inconsciente
dejamos un espacio próspero
para los que nunca duermen.

No hay comentarios: