25 de noviembre de 2013

diminutillos

59.

Me suele pasar
a veces, de vez en cuando,
a menudo,
que regresar siempre
es un alivio
y que el infierno
está exacto a como lo dejé.

2 comentarios:

Hiponoe dijo...

Pero por lo menos es un alivio. Por algo será.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Es el rollo de lo malo conocido que es como un cataplasma que te calma un poco los anhelos y las ansias, pero que también te impide avanzar.

En los pequeños infiernos personales se está caliente y confortable, pero no hay nada nuevo.