10 de febrero de 2014

diminutillos

67.

El cisco nunca fue fuego.
Pasa también con los hombres,
rescoldos que nunca ardieron. 




68.

Pienso en las cosas consumidas,
en los actos consumados,
en la llama que no prende,
en las idas y venidas y las ideas que no fueron.
En el alcohol para las heridas,
en el palo mordido,
en el grito desde las bocas abiertas en el cuerpo.
Pienso en el dolor y en como lo vestimos de aguacero.
 

2 comentarios:

Ángel Saiz dijo...

Freya, esto es escribir y dejarnos a los demás muy lejos. Ya seguiré leyendo más despacio el blog. Un abrazo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Ángel Saiz, no sé muy bien si tu comentario es para mí o para Freya, así que no me atrevo a decir nada. ;)