16 de abril de 2014

Veo/Miro

Veo mordiscos en los latidos,
razones de peso lastrando los tobillos;
veo todo lo que no ha sido.
Fieras desdentadas, alientos sin descuento;
veo un hombre, veo cientos,
veo, porque ver lo que sucede
es lo único que me distrae
el hambre y esta muerte tan ciega
a como queremos seguir viendo.

Miro el silencio,
miro el fondo,
miro el estallido.
Miro la voz detrás del gesto.
Hablo, miento, dejo pasar los días,
me entretengo
y veo venir la ciénaga
que ablandará mis huesos.