16 de junio de 2014

diminutillos

102.

No hay orden sin obediencia ciega
ni vista dispuesta para los errores.
No hay forma de llenar una vida
si en ella los vacíos son mejores.

2 comentarios:

Antonio Fernández López dijo...

Te devuelvo la visita y te pido intercambio de tus poemitas que me gustan por mis reflexiones que ojalá te interesen. Un abrazo

Víctor L. Briones Antón dijo...

Antonio Fernández López intercambiemos pues. Te cambio un saco de arroz por otro de papas. Un abrazo de vuelta.