23 de agosto de 2014

Lugar de Encuentro

Si tú no vienes y yo no invento,
quedará muy solo el suelo que nos separa,
sin dueño que apriete, el punto medio
posible para el desencuentro.

Si yo me abstengo y tú renuncias,
todo eso que fuimos
se convertirá en una plaza sin nosotros,
una espuma de café fría y apelmazada,
un envite sin testigos ni heridas
entre dos ganas sin pérdidas.

Si tú no vienes y yo si vengo,
o al revés, tendremos sin merecerlo
un torpe enredo sin desenlace,
un nudo riendo en nuestros cuellos.
Si ya empezamos con dudas
no debimos preguntar a los cuerpos.

2 comentarios:

Arwen dijo...

Sencillamente precioso.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Arwen, gracias, me alegro que así te lo parezca.