17 de diciembre de 2014

Cuándo llamaremos a las cosas por su nombre

cuándo llamaremos a las cosas por su nombre
catálogos a los periódicos
contrato al amor
huida al circo mezclado con pasarela
ladrones a todos los ladrones
cabrones a todos los cabrones
imbéciles a todo el que se lo gane a pulso
y muestre su trofeo y su lugar
en la mentira universal de la lista de precios


la música espanta pájaros y atrae telones
y el espanto el pan nuestro de cada día
solo para algunos pocos
que lo muerden con tus dientes
que lo tuestan lo queman
y lo tiran con desprecio
a las fauces de sus perros con esmoquin

cuándo hablaremos por nuestra boca
sin hacer búsquedas ni apretar el culo
sin anticipar siempre un final para todo
un muro ni muy alto ni muy bajo que nos proteja
doble de tejas y nata en el techo que nos resguarda
cuándo servirá la palabra para pisar nuevas tierras
tan extensas que ya no tenga la belleza
que vomitar para que la atendamos

cuándo escogeremos a la primera la opción inútil
pobre hermosa verdad enferma

pobres palabras mudas 
pobres los hombres que desgastan su ingenio
en tecnologías para desarreglar los nombres
pobres incapaces de asumir 
los restos en sangre de su sorpresa 

No hay comentarios: