17 de enero de 2015

Pájaros














Los buitres comen cerezas y dátiles,
rechazan tu carne
por su marcado sabor a lágrima.

Los cuervos beben buen licor amargo
y de memoria recitan
toda tu vida antes de que te marches.

Las cigüeñas en los basureros nadan
como patos, sus vientres
surcando la basura de tu infancia.

Has sido todos los gorriones
asfixiados por la miga
húmeda de la brutal ignorancia.

Has sido urraca y grajo,
frío y avidez,
has sido un buen pajarraco.

Has sido uno de esos
pichones nacidos para el espeto y la red.
Avestruz que quiso ser pingüino,
Águila real
               mente tonta
que entra en la pajarería
a preguntar por su jaula.

6 comentarios:

Blackmount dijo...

brutal poema. y muy hermoso. hay gente por ahi que e mas cruel que un chef francés preparando un ortolan

Moisés dijo...

Todos somos pájaros, pajarillos, pajarracos o rara avis. Interesante poema.

un saludo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Blackmount, conocía la historia legendaria de como se hace el foie de oca o de pato (no sé si es verdad), pero esta del ortolan no está tampoco mal en cuanto a crueldad. Con lo finos que son para algunas cosas los chefs franceses... y para otras, pues, ya ves.

Y gracias por tus consideraciones sobre el poema. Me alegra que me leas y que te llegue.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Gracias Moisés, espero verte a menudo por aquí.

Jen dijo...

El "marcado sabor a lágrima" es la imagen que más me ha gustado de todas.
La conservaré para la semana. ¡Un abrazo!

Víctor L. Briones Antón dijo...

Jen,pues que te sea, si no útil, que la utilidad está sobrevalorada, sí placentera y que case donde tenga que casar, aun quedan unas horas para vaguear este domingo ;)