4 de febrero de 2015

diminutillos

126.

Me estoy intoxicando
de palabras antiguas,
saciándome de ojos,
colmándome de bocas.

Me estoy intoxicando
para ser otro el que rebusque
entre los añicos de tanta derrota.

7 comentarios:

Melvin dijo...

Esa sensación inevitable de salir de la propia piel harto mudada para encontrar un sentido...si es que existe... Uff... sí, sólo se puede salir de ahí intoxicándose... besotes.

Hiponoe dijo...

y...¿funciona?

Víctor L. Briones Antón dijo...

Melvin, de otras voces que uno percibe que han estado en sitios donde quizás encontraron una pieza para empezar a montar una verdad personal. Esto es vivir, ir de incertidumbre en incertidumbre, sobre todo si lo que se pretende es vivir con cierta coherencia y plenitud.

Hiponoe, va por días, pero yo diría que sí.

Gracias por vuestros comentarios.

Jen dijo...

El mejor diminutillo hasta el momento.
Yo también me quiero colmar de bocas.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Jen, nos solemos olvidar porque somos muy vanidosos de que hay muchos otros que lo dijeron mejor que nosotros. Esas son las bocas que quiero, esas que hacen el mundo más grande, que me devuelven a mi diminuta condición y que me hacen ver que en realidad poco de lo que nos preocupa importa. Un abrazo. Y gracias por tus comentarios

Blackmount dijo...

es curioso que haya clínicas para desintoxicarse de alcohol y de metanfetaminas, pero no haya para desintoxicarse de palabras (que también hace falta)

Víctor L. Briones Antón dijo...

Blackmount, es que aún no se cree la sociedad que las palabras matan. Por eso... Yo no sé si querría desintoxicarme por cierto.