11 de febrero de 2015

P-30

Salida 1. Presentación y declaración de intenciones

Ayer estaba puliendo algunos versos, pensando si intercalarlos entre las publicaciones previstas, preguntándome si eran ya versos cerrados o me llevaban a esa espera necesaria en el cajón; y de repente me vino a la cabeza «la pregunta»: ¿Por qué escribo poesía? Y su hermana pequeña que, sin ser un coco con verruga en nariz ganchuda y halitosis, me suele repeler bastante: ¿Qué es para mí la poesía?

Al enfrentarme a esas dos cuestiones no pude más que quedarme paralizado. Tuve que dejar las labores de intendencia; las actualizaciones, etiquetas, planificación y todas esas pequeñas tareas que todo el que tiene un blog conoce bien. En ese silencio reflexivo las preguntas se modificaron y se fusionaron en una: ¿Por qué en un blog de poesía no hablo de poesía?

Ante esta nueva duda claudicó mi estado contemplativo y me empezaron a picar las sienes y las yemas de los dedos, síntomas que pueden indicar dos cosas. Una vez descartada la jaqueca con mareo incluido... Sí, se trataba de ganas de escribir, así que me puse manos a la obra, a buscar respuestas.

Así surgió esta sección que estará centrada en circunvalar la poesía. De ahí su nombre P-30. Mi intención no es estar dando vueltas toda la vida, quiero un piso en todo el centro o al menos visitar esa zona con frecuencia.

Enseguida me di cuenta de que P-30 ha nacido con vocación de convertirse en columna vertebral del blog. Espero que os interese y que podamos intercambiar opiniones. Quiero una mezcla de seriedad y desenfado. Una especie de Super Pop poética, pero también poder compartir las reflexiones más profundas a esta lado del río Betis.

Es una sección no para poetas (que también) sino, sobre todo, para apasionados a la poesía y me gustaría que me ayudarais a llevarla adelante. A ver cómo va evolucionando la idea.

Estáis invitados.Se admiten propuestas, temas, críticas y peticiones.