1 de abril de 2015

diminutillos

133.

Todo lo que brilla
una mentira
más o menos mentira
peligrosa
mentira
y en la oscuridad
los acontecidos gritan

2 comentarios:

Moisés dijo...

¿Cegado por el brillo de la plata recién pulida por las calles de Sevilla? Lo brillante siempre ha servido para atraer la mirada y por lo tanto desviarla de otras zonas. Lo interesante siempre pasa desapercibido o en la oscuridad, como bien dices.

Un abrazo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Veo que piensas como yo Moisés. Es una casualidad que esta entrada haya caído en en plena Semana Santa, pero la interpretación que haces le va como anillo al dedo. Gracias por pasar. Se agradecen los comentarios certeros y perspicaces que siempre dejas. Un abrazo.