4 de abril de 2015

diminutillos

134.

Tuve un perro llamado Eufemismo
Tuve hijos que quedaron sin nombrar
Tuve matrimonios nefastos
y solterías como secuestros
Tuve todo lo que quise menos
el tiempo fértil y el valor para huir

2 comentarios:

Blackmount dijo...

Precioso. Como dijo Li Qinzhao: "Ahora estoy pálida y mi piel es cetrina, mi cabello está descompuesto por el viento y la bruma lo ha teñido de un gris horrendo. Tengo miedo de salir a la noche. Mejor me oculto tras las cortinas de bambú a oír la risa de otros."

Víctor L. Briones Antón dijo...

Es una forma de estar en el mundo sin estar, eso desde luego.

Un abrazo Blackmount