5 de agosto de 2015

diminutillos



154.

Nos gusta que todo pese.
Por eso nos hundimos.
Pesados pesos muertos.

Que nada pase, nos gusta.
Por eso el paso lento, oportunista,
engolado, segado, corto de miras.

Por eso pasamos de largo
encrucijadas y retos.

3 comentarios:

Moisés dijo...

Paseamos, pasamos, pesamos, posamos y nos vamos. Es sencillo, vida sencilla, serena, errante y moliente.

Un abrazo

Blackmount dijo...

el problema es cuando todo se nos hace tan pesado que ni pasar podemos

Víctor L. Briones Antón dijo...

Moisés, me quedo con eso de errante (sin holandés ni componendas lacrimógenas) y moliente. Tan normal, tan a parte de aspiraciones que no nos corresponden que no pesa, esa es la buena vida. Gracias por pasar, como siempre.

Blackmount,hay que intentar no llegar a ese punto, yo he estado y te sobra todo. Espero no volver, no me gustó esa ciudad. Un abrazo