26 de septiembre de 2015

Otoño



La luz es bendición sin acoso
Las calles desbordan alivio
Las fieras pasean y pueden sonreír

Ser capaz de uno mismo
si eliminamos la tapia del nosotros
para dejar cadencia de animal al sol

El cuerpo y su pertinaz arritmia,
la mente olisqueando las afueras
y el sentir rico en matices
que se despereza y late