7 de noviembre de 2015

Asilvestrar la ciudad


Deja de justificar ciudades
plenas
de barrios sin gente,
de castillos con intercomunidad

Deja de justificar el ritmo
abandonado
del disfraz parcial de cordero

Deja de justificar tu estancia
conformada
por mañanas neutras
y renuncias tácitas al hoy

Déjalas ser mito
mientras aspiras tu aire
de salvaje irremediable