28 de noviembre de 2015

diminutillo


172.

La tierra agostada al pie
del verde desvaído del eucalipto,
recuerdo de la aridez justa,
advertencia
de la sequía nuestra de cada día.