5 de diciembre de 2015

diminutillos


173.

Entre la pared preocupada y la espada curiosa
un hombre se afana en recontar sus renuncias.

2 comentarios:

Moisés dijo...

La lista de renuncias de una persona pueden explicar su vida. Quizás no somos lo que elegimos, somos lo que renunciamos.

Un abrazo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Moisés, por ahí van los tiros, lo que decidimos no ser o no hacer y lo que queremos para nuestro futuro, eso nos define mucho mejor que la estática visión del tener y el aparentar.